• Noticia destacada

ANPE demanda a la Junta de Andalucía un esfuerzo suficiente para garantizar la seguridad en los centros educativos


04 Sep, 2020

En el día de ayer, la Consejería de Educación y Deporte hizo llegar, a los equipos directivos de los centros educativos andaluces, una Circular relativa a medidas de flexibilización curricular y organizativas para el curso escolar 2020/2021, en la que nuevamente se impone, a los equipos directivos y al conjunto del profesorado, un esfuerzo que no se corresponde con el realizado por la propia administración, para hacer frente al problema planteado por la pandemia de Covid-19. 

Las medidas contenidas en la Circular llegan muy tarde, en un escenario temporal en el que apenas hay tiempo para la reorganización y la comunicación con las familias. Medidas que adolecen, además, de una falta de concreción que descarga la responsabilidad en la toma de decisiones fundamentales, sobre los equipos directivos.

ANPE ha defendido en todo momento que una clave fundamental para garantizar unos mínimos razonables de seguridad en los centros escolares es la disminución de las ratios, lo que implica necesariamente una mayor dotación de plantilla docente. Sólo así podrán establecerse las distancias de seguridad que permitan minimizar el riesgo de contagio. Por ello, hemos planteado a la Consejería que los poco más de 4.000 refuerzos Covid son insuficientes, cuestión reconocida por la propia administración el pasado miércoles, al comprometerse en Mesa Sectorial a su incremento. Unos refuerzos, por otra parte, cuya distribución ha dejado hasta el momento en el olvido a determinadas enseñanzas, particularmente a la Educación Infantil.

Nos encontramos por tanto en un punto de la negociación en el que la cuantía del incremento de efectivos que oferta la administración andaluza está muy lejos de lo que serían unas mínimas exigencias, lo que parece confirmar que para el Gobierno Andaluz la disminución de las ratios que reclamamos, no está entre sus prioridades. De hecho, si en nuestra comunidad autónoma se aplicara una media de los incrementos porcentuales de plantilla establecidos en otros territorios, habría que incorporar unos 9.000 efectivos más respecto a una situación de normalidad.

Desde ANPE exigimos una vuelta segura a las aulas, aplicándose las medidas de seguridad e higiene que las autoridades sanitarias tengan establecidas para la generalidad de los espacios públicos y privados. Los centros necesitan para ello recursos y protocolos de actuación claros. Y en ningún caso habrá vuelta segura, si se obliga al profesorado vulnerable a una incorporación presencial que ponga en riesgo su salud y la del resto de integrantes de la comunidad educativa.

Nos encontramos en una encrucijada decisiva para poder afrontar un inicio de curso con unas razonables condiciones de seguridad o, por el contrario, poner las bases de una situación caótica de impredecibles consecuencias. Por ello, exigimos a la Junta de Andalucía, en estos momentos, el máximo esfuerzo posible para facilitar ese retorno seguro a las aulas que ANPE, en línea con el conjunto de toda la sociedad, demanda.

Sevilla, 4 de septiembre de 2020.

ANPE-ANDALUCÍA