• Noticia destacada

ANPE-ANDALUCÍA manifiesta al consejero su oposición a un retorno anticipado a las aulas


04 May, 2020

En la mañana de hoy, el consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, ha contactado con los sindicatos de la Mesa Sectorial, en un encuentro en el que ha participado el presidente de ANPE-ANDALUCÍA, Francisco Padilla, para un primer intercambio de impresiones, previo a su discusión en una mesa sectorial que se convocará al efecto, sobre un posible retorno de la actividad lectiva presencial antes del final del presente curso.

El consejero ha planteado como punto de partida las siguientes ideas:

-La salud y seguridad de los profesionales de la educación está por encima de todo.

-La función de los centros docentes es educativa y no asistencial.

-Ante el horizonte marcado por el Gobierno de España, de reanudación de la actividad lectiva en septiembre, es necesario gestionar el final del presente curso y planificar el comienzo del siguiente.

Por parte de ANPE-ANDALUCÍA, y en respuesta al consejero, hemos planteado dos cuestiones claves:

-Ante la falta de garantías sanitarias ofrecidas por el Gobierno en materia de desinfección, dotación del equipamiento de seguridad necesario como mascarillas o geles y adecuación de los espacios para el mantenimiento de la distancia personal, cualquier vuelta a las aulas no puede tener carácter obligatorio ni para el profesorado ni para el alumnado y más aún sin una determinación previa de colectivos de riesgo.

-En el marco del estado de alarma, contemplamos ideas divergentes sobre la desescalada educativa, por parte del Gobierno de España y de la Junta de Andalucía. En este sentido, mientras la Consejería, en una posición que compartimos, se opone al retorno de los alumnos de Infantil, entendiendo que los colegios no tienen un carácter asistencial, defiende por el contrario la reanudación de la actividad lectiva presencial en los IES, lo que excedería la propuesta del Gobierno.

Como conclusión, hemos manifestado al consejero nuestra oposición a la reanudación de la actividad lectiva presencial en el curso 2019/20, por los siguientes motivos:

-Dado el escaso horizonte temporal que tenemos por delante, habría que realizar un esfuerzo colosal en materia de desinfección de los centros y dotación de unas mínimas medidas de seguridad que no aportarían, en todo caso, garantías sanitarias suficientes.

-La transición de unos hábitos de trabajo a distancia al regreso a la actividad presencial plantea igualmente dificultades en tan apretado lapso de tiempo.

-No entendemos cómo podrán los docentes atender de forma paralela una enseñanza presencial y otra a distancia, ante la falta de recursos telemáticos en los centros.

-En el mejor de los casos, estimamos que en el caso de reanudarse la actividad presencial un mes antes del final del curso, los alumnos sólo disfrutarían de dos semanas en esta modalidad, al tener necesariamente que establecerse rotaciones en la asistencia del alumnado para mantener las distancias de seguridad. Por lo que ponemos en duda que merezca la pena asumir tantos esfuerzos y riesgos para un periodo lectivo presencial tan corto.

-Creemos que la mejor apuesta es una buena planificación del siguiente curso para reforzar y recuperar los contenidos y destrezas que no se hayan podido trabajar de forma óptima en el último trimestre del presente año académico. Para ello es fundamental el establecimiento de un plan de digitalización educativa que permita a alumnos y docentes afrontar posibles futuras situaciones de emergencia similares a la actual.

Sevilla, 4 de mayo de 2020.

ANPE-ANDALUCÍA