• Noticia destacada

ANPE pide que se confíe en el criterio de los docentes a la hora de evaluar al alumnado


16 Abr, 2020

En la tarde de ayer, el Ministerio de Educación y Formación Profesional anunció un acuerdo con las administraciones educativas autonómicas, sobre la continuidad del curso escolar 2019/20, cuyos aspectos más relevantes son los siguientes:

-La actividad educativa proseguirá en el tercer trimestre, sin clases presenciales mientras las autoridades sanitarias no lo permitan, centrándose en actividades de recuperación, repaso y refuerzo.

-La promoción del alumnado será norma general y la titulación práctica habitual.

-El curso finalizará el 30 de junio, tal y como estaba inicialmente previsto.

-Las administraciones educativas organizarán en periodo estival actividades voluntarias, lúdicas y de refuerzo.

-De cara al próximo curso de desarrollarán programas de recuperación y adaptación del currículo.

Sin embargo, en el día de hoy, varias comunidades autónomas se están desmarcando de la posición del Ministerio, fundamentalmente por su discrepancia con lo que entienden como promoción y titulación generalizadas.

Desde ANPE consideramos que al margen de la amplitud que tenga el acuerdo final con las comunidades autónomas, el Ministerio ha de ejercer una función de liderazgo, publicando una normativa de carácter básico que regule con claridad y concisión la actividad lectiva no presencial y los criterios de promoción y titulación del alumnado, para no crear discriminaciones territoriales que afecten al principio de igualdad de oportunidades.

Por ello, ANPE ha solicitado al consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía que posponga la publicación de las Instrucciones sobre el tercer trimestre del curso, inicialmente prevista para principios de la próxima semana, en tanto no exista una normativa básica dictada por el Ministerio.

Ante la idea de un posible aprobado masivo para el alumnado, ANPE apuesta por una evaluación flexible, pero también rigurosa y objetiva. Las decisiones sobre la evaluación y promoción del alumnado deben recaer en el profesorado de cada uno de los grupos de alumnos, que es quien conoce al alumnado y tiene los suficientes elementos para tomar las decisiones sobre su promoción o no. A nuestro juicio, debe tomarse como elemento fundamental lo trabajado en las clases presenciales y como referencia positiva el trabajo realizado a distancia durante el periodo de confinamiento. Rechazamos en cambio toda idea de promoción generalizada que socave el principio de autonomía de los centros y la libertad de cátedra del profesorado.

Además, desde ANPE planteamos que las evaluaciones extraordinarias de las materias pendientes se puedan realizar en el mes de septiembre y que, de cara al inicio del curso siguiente, se lleve a cabo una evaluación inicial de diagnóstico para poner en marcha, desde el primer momento, medidas de refuerzo, dotando a los centros de los recursos humanos necesarios para apoyos y desdobles en las materias que sea necesario.

Sobre la apertura de centros en periodo estival, todas las administraciones educativas coinciden en que la actividad lectiva acaba el 30 de junio. En Andalucía, las actividades lúdicas y de refuerzo propuestas por el Ministerio se desarrollarán en el marco del Programa de Refuerzo Estival, de carácter voluntario para el alumnado y el profesorado.

ANPE, una vez más, proclama su reconocimiento al enorme trabajo desarrollado por el profesorado antes, durante y después de que acabe esta situación de confinamiento y pide a las administraciones educativas que confíen en el criterio de los docentes a la hora de evaluar, promocionar y titular al alumnado. Y exige, además, que se tome buena nota de lo sucedido para que en el futuro se facilite, a los centros y a los integrantes de la comunidad educativa, los recursos materiales necesarios que eviten la brecha digital actualmente existente.

Sevilla, 16 de abril de 2020.

ANPE-ANDALUCÍA